Una auditoria revela destrucción de documentos sobre el incendio de Pedrógão (Portugal)

Problemas de organización en las tareas de extinción del incendio y documentos que fueron “borrados” o “destruidos” son algunas de las conclusiones de una auditoria interna de la Autoridad Nacional de Protección Civil de Portugal (ANPC) durante el incendio em Pedrógão Grande, en junio de 2017, en el que murieron 67 personas.

La auditoria fue solicitada por la anterior ministra de Administración Interna, Constança Urbano de Sousa, pero el actual ministro Eduardo Cabrita, que recibió el informe a mediados de noviembre, nunca llegó a hacerlo público, al contrario de lo que sucedió con el de la Guardia Nacional Republicana (GNR) o el de la Comisión Técnica Independiente. Protección de Datos vetó su divulgación.

El informe de la auditoria, al que tuvo acceso el diario portugués ‘Público’, detalla una serie de problemas de organización en las primeras horas de las tareas de extinción, sobre todo fallos y dificultades de comunicación, vehículos de información que tardaron en llegar, permisos de trabajo hechos de manera informal y “ausencia” de uno de los comandantes de operaciones.

El documento habla también de la dificultad de los auditores para obtener documentación fundamental para el esclarecimiento de responsabilidades, como planes estratégicos, cuadros de situación táctica y todas las informaciones existentes en puestos de mando, que fueron “borrados” o “destruidos”.

El informe señala que no han podido tener acceso a ninguno de los documentos clave. La mayoría de estos documentos estaban impresos en papel.

La Dirección Nacional de Auditoría y Fiscalización de Protección Civil portuguesa sostiene que esto demuestra la necesidad de informatizar este tipo de documentación para que esta pueda preservarse.

El informe también describe en qué consistía el primer puesto de mando: una mesa, en la que había un ordenador de un bombero “con Google Earth abierto” y cuatro sillas.

Fuente: .pressdigital.es