Etiqueta | "papel"

LA primera jornada de ‘Abriendo paréntesis’ aterriza en la biblioteca de Arroyo de la Miel

Ayer, la Biblioteca Pública Arroyo de la Miel celebró la actividad “Abriendo paréntesis”, una mesa redonda con participación de los clubes de lectura de las Bibliotecas de Benalmádena y asociaciones del municipio como el CineClub Más Madera y la asociación de reciente creación Ben-al-Arte.

El juego, propuesto por la coordinadora de la actividad Sofía Goycoolea, consistía en la lectura conjunta de la novela de Mary Shelley Frankenstein, para a continuación establecer una reflexión en torno a la bioingeniería, la ética y la inteligencia artificial.

Por parte de los clubes de lectura de la Biblioteca Manuel Altolaguirre de Benalmádena Pueblo intervino Engracia Caballero, hablando acerca de los sentimientos de los robots y la destrucción del mundo por parte del ser humano. Vladimir Merino, como representante del CineClub Más Madera, expuso las dos perspectivas que plantea el cine sobre el futuro: la apocalíptica de Mad Max y la esperanza de Charles Chaplin con El gran dictador; mientras María Paredes, desde la asociación Ben-al-Arte, expuso el miedo a lo diferente.

Con el monstruo de Frankenstein como contexto, los clubes de lectura de la Biblioteca Arroyo de la Miel plantearon conceptos muy dispares, que se agrupan en tres grandes bloques. Por un lado, el bloque económico, con Tapio Vihera como representante del Club finlandés Minna Canth, en el que se cuestionaron acerca de la redistribución de riquezas que iban a producir los robots y José Ramón Martínez, coordinador del Club de Cómics Víctor Mora, traía a la mesa el debate acerca de la justicia social del reparto de riquezas originadas por las nuevas tecnologías.

El bloque tecnológico, con Mireia Ramón, coordinadora del Club Felipe Orlando, que exponía el temor de convertirnos en seres humanos más deshumanizados al crear semejantes artificiales; y el Club Cercle de Lecture et de l’Histoire, con Prisca Vanier y Michelle Gein que planteaban la dificultad de saber hasta dónde tenía que llegar el transhumanismo sin dañar la libertad humana. Por último, el bloque más ético tuvo a sus representates en Pablo Rodríguez Guy, del taller Leer el Arte, que abordaba el arte digital y el papel del arte en ese nuevo futuro; Elise Freedman, coordinadora del Club Read On!, lanzaba cuestiones acerca de qué se entiende por condición humana o quiénes son los monstruos reales; Olga López de Lerma, coordinadora del Club Zenobia Camprubí, exponía la idea de la soberbia humana en la creación y su irresponsabilidad; y Carlos Nuñez, representante del Club Encuentro con los Clásicos, aseguraba que la ciencia no es responsable de su obra y lanzaba la polémica ¿y si contemplamos al ser humano, supuesto creador de robots, como un ser creado?

Más de 40 personas asistieron y participaron en el debate en esta interesante mesa redonda, donde un libro fue la excusa para lanzar el desafío de la comunicación más allá del idioma y preguntar de dónde viene y hacia dónde va el ser humano.

Fuente: guiadebenalmadena.com

Publicat a General, Gestión Documental

Papel higiénico de pago

Una situación surrealista hasta para los juzgados. Los funcionarios de los juzgados de Sevilla han tenido que costear de su propio bolsillo la compra del papel higiénico al prolongarse el desabastecimiento por el conflicto con la empresa Expertus, adjudicataria de la limpieza en las sedes judiciales de Sevilla y provincia.

La imagen devuelve la situación de la Justicia sevillana a aquella colecta que a finales de 1999 tuvieron que hacer los fiscales de Sevilla para sufragar la compra de una impresora porque la Junta había enviado un ordenador sin impresora y no estaba prevista su compra. En aquella ocasión, los fiscales pusieron cada uno 500 de las antiguas pesetas para la compra del equipo de informática.

Esos problemas de medios materiales parecían haber desaparecido ya, pero su lamentable recuerdo vuelve con lo que ha ocurrido ahora con los funcionarios de los juzgados de Sevilla, que han pagado 1,33 euros para la compra de cuatro rollos de papel higiénico, como muestra la imagen de la compra y el ticket del supermercado donde lo han adquirido.

La responsable de Justicia del sindicato CSIF en Sevilla, Águila Fernández, ha denunciado que aunque se “solidarizan con el problema de los limpiadores que no están recibiendo su sueldo, no es de recibo que los funcionarios tengan que poner un material por el que ya se ha pagado”.

Pero lo más grave no es sólo que los funcionarios tengan que costear de su propio bolsillo el coste del papel higiénico, sino que la misma empresa Expertus, según denuncian, no está cumpliendo con otro de los cometidos que tiene encomendado: la destrucción de documentos que cada día son desechados por los distintos juzgados y que tienen que seguir un proceso concreto para su destrucción, dado que pueden contener documentación sensible o datos personales de acuerdo con la ley de Protección de Datos.

Águila Fernández ha pedido a la Consejería de Justicia que “tome cartas en el asunto” y solucione ambos problemas.

Desde la consejería de Justicia han asegurado a este periódico que, ante el incumplimiento por parte de la empresa, hace unos días se realizó un contrato menor por importe de 3.121 euros para la compra de papel higiénico, lejía y otros suministros de limpieza para los juzgados de Sevilla y provincia. Según estas fuentes, está previsto que el reparto de estos productos se inicie entre “hoy y el próximo lunes”.

En cuanto a la destrucción de los documentos que se descartan de los juzgados, la Consejería ha precisado que Expertus está obligada a entregar un certificado semanal que acredita la cantidad de documentos destruidos, por lo que están esperando a tener ese documento antes de adoptar las medidas necesarias. En cualquier caso, la Junta asegura que el coste que pueda suponer ambos servicios será repercutido a la empresa concesionaria.

Fuente: diariodesevilla.es

Publicat a General, Gestión Documental

El final del papel en las oficinas

El trabajo de la empresa compostelana Unayta se basa en ayudar a las compañías e instituciones a dar el salto definitivo hacia la digitalización de su día a día. Terminan con los documentos, pero también se dedican a la transformación, conservación y difusión de archivos históricos

Ellos acompañan a las empresas y administraciones públicas en uno de los retos más importantes que han tenido que afrontar en las últimas décadas. No importa que sean trámites cotidianos o la gestión de archivos, la digitalización no solo es una realidad, sino una necesidad que afecta a más parcelas del día a día de cualquier organización.

Unayta, con sede en O Milladoiro, se adelantó a esas necesidades en el año 2009 con un primer lema comercial muy revelador: ‘Vive a rede’. «O principal obxectivo era achegar formación a aquelas persoas que quixeran usar a informática e Internet coma un medio normal de comunicación, evitando na medida do posible a quebra dixital», explica Brais Moares, coordinador de producción y márketing. Con estas bases se ponían los cimientos de esta compañía, formada por una decena de talentos especializados en digitalización documental y en proyectos de oficina sin papel. Sus perfiles, de lo más variado para atender las necesidades de cada encargo. El equipo de Unayta está enfocado principalmente a la producción de proyectos, pero también incorpora a técnicos de campo a demanda. «Son sobre todo técnicos informáticos, técnicos en administración e técnicos documentalistas e de arquivos, especialistas en márketing dixital para facer unha boa difusión cultural», apunta Manuel Calvo, responsable de ventas.

Los servicios que más les demanda la empresa privada tienen que ver con la necesidad de eliminar el papel de su realidad. Los servicios de oficina sin papel son los que más les identifican como compañía. «O uso do papel na era dixital resulta máis unha incomodidade que unha plataforma útil. Está claro que aínda custa moito abandonar un hábito tan estendido coma ler ou escribir documentos en papel», comenta Moares, a la vez que detecta que tanto responsables públicos como empresarios son conscientes de que se trata de un paso que tienen que dar. «A seguridade, trazabilidade, custodia e mobilidade, sumando a rendibilidade, forman parte do valor engadido que aportan estes proxectos. Ademais, os beneficios medioambientais e a redución do uso de papel son evidentes», añade.

Sus clientes les piden servicios de firma biométrica, gestión documental y destrucción certificada, captura de datos, factura electrónica, además de custodia documental. También lo hace la Administración, pero en muchos casos incluyendo la organización y catalogación de archivos. «Que unha empresa ou unha institución nos confíe o seu fondo documental para que o clasifiquemos, describamos e dixitalicemos para facer un arquivo e difundilo en redes para que sexa coñecido é o noso maior estímulo. Confiaron en nós dende grandes concellos, confrarías ou grandes compañías agrícolas da nosa comunidade», asegura Brais Moares. Y es que, en muchos casos, manejan grandes joyas de la historia de Galicia. Por ejemplo, el Concello de Ribadeo ha sido uno de los que les ha confiado la tarea de digitalizar sus documentos históricos desde 1573. También, la Coral de Ruada o la Fundación Camilo José Cela. Así, conservan esos valiosísimos archivos en el formato más actual. «Un arquivo dixital é unha plataforma de xestión online pensada para organizar e difundir o patrimonio documental de calquera organización. Tanto a súa documentación histórica, coma os fondos fotográficos, son tratados con criterios técnicos e adaptados para ser conservados e publicados», desarrolla Manuel Calvo. Es decir, para cada proyecto hay una metodología y unas necesidades que Unayta debe estudiar. «Moitas fases dos proxectos están pouco valoradas pero son fundamentais. Entendemos a innovación como a adopción de novas formas de actuar sobre un determinado proceso co fin de obter unha maior eficacia cos menores custes», sentencia Calvo.

Fuente: lavozdegalicia.es

Publicat a General, Gestión Documental

La Biblioteca de Alejandría lidera la transformación digital

El centro cultural egipcio ha contado con OpenText para digitalizar todos sus documentos, mejorando la eficiencia y experiencia de usuario.

La Biblioteca de Alejandría, famosa por haber sido la más grande del mundo, albergó a algunas de las mentes más brillantes de la humanidad reflejando su conocimiento y sabiduría en miles de libros y pergaminos que allí se recogían.  

Ubicada en Alejandría, y contando con una renovación en el año 2002, actualmente es patrimonio histórico de gran importancia que abre sus puertas, aproximadamente, a 1,5 millones de visitantes cada año 

La Biblioteca cuenta con cientos de procesos que aseguran el correcto funcionamiento del centro histórico y dependen, en gran medida, de los documentos en papel: mensualmente, sólo los departamentos de RRHH, finanzas, TIC, legal y correo generan alrededor de 15.000 nuevos documentos que deben ser almacenados indefinidamente 

Como institución líder en la era digital, la Biblioteca ha elegido a OpenText para digitalizar todos sus documentos en papel y automatizar sus procesos de negocio, convirtiéndose en la primera institución pública de Egipto en hacerlo. Este proyecto de transformación se ha diseñado para mejorar la creación, la captura, la gestión y el almacenamiento de documentos en toda la organización. El objetivo principal era aumentar la eficiencia, ahorrar tiempo, reducir costes y mejorar tanto el cumplimiento de las normativas como la experiencia del usuario del complejo histórico.  

Antes de implementar OpenText Documentum, la Biblioteca dependía del papel para generar y proporcionar informes tanto internos como externos con fines de cumplimiento de normativas tanto internas como externas gubernamentales. Como resultado, el sistema gestiona ya medio millón de documentos, aunque la cifra aumenta constantemente.  

Uno de los principales beneficios de esta solución es la capacidad de generar informes a medida o de forma automática y la monitorización de los procesos y de la información 

Las soluciones implementadas en la Biblioteca de Alejandría se basan en OpenText Documentum Platform como el núcleo del proyecto, OpenText Documentum xCP para las necesidades de gestión de procesos de negocio, y OpenText Captiva para escanear tanto los documentos existentes como los nuevos. 

Para la primera fase del proyecto, ya completa y que da servicio a alrededor de 2.300 usuarios, la Biblioteca implementó más de 90 procesos de negocio a gran escala y automatizó las áreas de Recursos Humanos, Finanzas, TIC, departamento legal, entre otras. 

Un factor clave para la selección de OpenText fue su capacidad para manejar todos los tipos de contenido, incluido el correo electrónico, creando así un verdadero archivo empresarial. Las capacidades adicionales, tales como anotaciones de documentos electrónicos, también contribuían al objetivo de la Biblioteca de eliminar el papel de la organización. 

Bassem ElsayedDirector del Departamento de Aplicaciones Empresariales y Soluciones Integradas de la Biblioteca de Alejandría señala que “una de las claves para el éxito de la implementación de los procesos de negocio es la flexibilidad y escalabilidad del motor de procesos. Esto nos permite adaptarnos a un entorno empresarial que cambia rápidamente. Gracias a OpenText Documentum, se han implementado con éxito más de 90 procesos de negocio, ayudando a la Biblioteca de Alejandría a avanzar hacia una organización sin papeles”. 

Además, Bassem añade que “gracias a la simplicidad y facilidad de uso de la solución, nuestros usuarios rápidamente comenzaron a ver los beneficios y aportaron ideas para ayudar a mejorar aún más nuestros procesos. Estas mejoras ayudarán a superar los retos del negocio y proporcionar una mayor eficiencia.” 

Por último, Hosam Salem, Gerente de Proyectos de la Biblioteca de Alejandría afirma que “uno de los muchos beneficios que hemos visto afecta a los informes y al seguimiento. Antes de tener OpenText, no siempre sabíamos a qué etapa habían llegado los procesos. Ahora podemos rastrear la información con precisión y más fácilmente, lo que está ayudando con nuestros informes de cumplimiento”. 

Fuente: itespresso.es

Publicat a General, Gestión Documental

Ex altos cargos de la etapa PSOE controlan la agencia de los papeles ocultos de los ERE

La Consejería de Economía ordena examinar miles de documentos que la Agencia Idea tenía en otro almacén de Camas (Sevilla) y alerta del “caos” de los expedientes custodiados.

Un día después de que el Gobierno andaluz comunicara la aparición de cajas fuertes ‘ocultas’ en la Agencia Idea con papeles clave del caso ERE, siguieron aparecieron detalles. El Gobierno andaluz difundió unas fotos de las supuestas cajas fuertes situadas en el sótano del edificio, tres armarios de seguridad de gran altura y dimensiones que, según la información recabada por este periódico, cumplen con las medidas de seguridad exigidas por ley para la custodia de documentos públicos y que era imposible que estuvieran escondidas.

Más allá del dilema de las cajas, la Agencia Idea era un día después de la denuncia pública del PP un hervidero. Se dan muchas circunstancias que convierten esta agencia pública en una olla a presión. Entre otras, la política de nombramientos de Cs, que llevó a fichar para el área económica, y ahí entra esta agencia pública, a profesionales que formaron parte de los organigramas socialistas.

Las cajas fuertes ‘ocultas’ que han aparecido en la Agencia Idea. (Junta de Andalucía)

Pese a que toda la denuncia pública viene de la parte del PP en el Gobierno andaluz, Idea está adscrita a la Consejería de Economía de Rogelio Velasco, cuota de Cs en el Ejecutivo. Es curioso que quienes llevaban la bandera de la regeneración y ostentan esas competencias aparezcan mudos o en segundo plano mientras el PP pone a tope los altavoces de denuncia de la corrupción socialista.

El PSOE no se cortó en apuntar en su primera respuesta pública a la denuncia de papeles ‘ocultos’ que el actual director general de la Agencia Idea, Fernando Casas, fue alto cargo en los gobiernos socialistas con los titulares de Hacienda María Jesús Montero y Antonio Ramírez de Arellano. Fue secretario general de Hacienda, director general de Tesorería y director general de Presupuestos en sucesivos cargos que ocupó desde 2016.

El director general de Idea fue alto cargo en los gobiernos socialistas con los titulares de Hacienda María Jesús Montero y Ramírez de Arellano

En el organigrama de la agencia que el Gobierno andaluz ha situado en el centro de la polémica, aparece como presidenta Lorena García de Izarra, que es viceconsejera de Economía. Fichada por Velasco desde la empresa privada, en concreto era directiva en la mina Cobre Las Cruces. Antes, durante tres años y tres meses, se integró en los equipos directivos de tres exconsejeros de Innovación, en concreto Francisco Vallejo, también condenado en los ERE, Martín Soler y Antonio Ávila. Todos fueron responsables de Idea con el PSOE.

La vicepresidencia de Idea recae en Manuel Ortigosa, funcionario de la Junta y director general de Telecomunicaciones desde 2015 en el último Gobierno de Susana Díaz. La subdirección general de Idea la ocupa Manuel Cano, que ocupó en la etapa socialista varios puestos de responsabilidad en la Agencia de Vivienda y que desde noviembre de 2014 hasta mayo de 2016 fue precisamente director económico financiero de Idea.

No es el único que tuvo responsabilidades en Idea en la etapa socialista que ha acabado integrado en el organigrama del nuevo Gobierno en el área de Cs. También Lorena Garrido, actual directora general de Comercio de la Consejería de Economía, fue desde 2018 secretaria general de Idea, “era ella quien tenía la custodia de esos archivos secretos”, apuntan fuentes socialistas.

En el PSOE, se preguntan cómo se puede sostener que la Agencia Idea maniobró y ocultó papeles en cajas fuertes secretas y a la vez ascender o mantener al frente de este organismo a directivos que fueron altos cargos del área económica en los gobiernos socialistas. Invitan a preguntar directamente a estos directivos, ahora con Cs, si en sus anteriores etapas los gobiernos socialistas ocultaron documentos e información a la Justicia. Desde el equipo del consejero de Economía, Rogelio Velasco, defienden que todos los nombramientos del departamento se han realizado “con criterios absolutamente profesionales” y que demuestran que el consejero “no es ninguna persona sectaria”. “Se primaron el currículo y los méritos profesionales”, insisten.

Según ha podido saber El Confidencial, la Agencia Idea cuenta con otro almacén situado en el municipio de Camas y donde también se examinarán los documentos custodiados para hacer inventario y poner orden en el archivo. “Hay miles y miles de papeles y se tardará mucho tiempo en digitalizar e inventariar”, explican desde el Gobierno andaluz. Según la versión de lo ocurrido en el área de Economía, fue el miércoles pasado por la tarde cuando un funcionario se personó directamente en el despacho del director de Idea, Fernando Casas, para comentarle que habían aparecido documentos relacionados con el caso de Cárnicas Molina. Días atrás, la Fiscalía Anticorrupción había pedido la imputación por malversación en este caso del expresidente Manuel Chaves y del exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías. El funcionario, señaló el PP, pasará a ser protegido como denunciante de corrupción. Aseguran que sufre temor y ansiedad.

Los consejeros andaluces de Presidencia, Elías Bendodo (i), y de Economía, Rogelio Velasco. (EFE)

El responsable de Idea asegura que desconocía la existencia de esos archivos en el sótano del edificio, donde también hay una sala para que los trabajadores puedan acudir a comer o tomar café y otra con los utensilios de limpieza. ¿Dónde estaban los documentos que ahora se han entregado a la Justicia? ¿Cómo eran secretos? Al parecer, estaban en sobres lacrados “en una segunda fila del archivador, no a la vista, sino ocultos tras los archivadores comunes”, según fuentes del Gobierno andaluz. “Había 192 carpetas y no todas eran visibles”. Los armarios de seguridad tienen una llave que “tenía una sola persona”, explican desde la Junta.

Al parecer, estaban en sobres lacrados “en una segunda fila del archivador, no a la vista, sino ocultos tras los archivadores comunes”

En ese momento, el director de Idea comunicó lo sucedido a la cúpula de la Consejería de Economía, que decidió enviar a la agencia personal funcionario para que levantara acta de lo ocurrido y de lo que hay dentro de los archivadores. “Había muchos documentos en un segundo fondo que no aparecían en los inventarios”, señalan fuentes de Idea. “Estaban ocultos y algunos en sobres lacrados”. “Inmediatamente después, se decide poner estos documentos bajo guardia y custodia de los servicios jurídicos de la Junta”, agregan. Después de este episodio, la cúpula de Idea conoce, explican, la existencia de otro archivo fuera del edificio y “también hay muchos documentos que no están inventariados”. El Gobierno andaluz habla de “caos”.

Idea, que la sentencia de los ERE señaló como la caja pagadora de las ayudas ilegales, se creó como un instrumento para ayudar a la innovación de las empresas andaluzas y fue heredera del antiguo Instituto de Fomento de Andalucía (IFA). No solo se vio envuelta en los tribunales en los ERE, también en el caso avales, abierto por la jueza Mercedes Alaya en 2014 y archivado por su sucesora, María Núñez Bolaños, en mayo de 2019. El Gobierno de PP y Cs se sumó a la petición de archivo de la causa y luego lo recurrió, pero librando a los ex altos cargos.

Fuente: elconfidencial.com

Publicat a General, Gestión Documental

¿Cómo destruyen los trabajadores españoles la información confidencial en papel?

Un informe elaborado por Akenford para Fellowes, compañía que desarrolla productos ofimáticos en sintonía con el RGPD, explica los hábitos de los trabajadores y empresas españolas a la hora de destruir información confidencial en papel. Y dichos hábitos varían si están en el trabajo o en el hogar.

A diferencia del tratamiento de los datos personales o confidenciales en digital, el papel sigue siendo una parte importante en el día a día de muchas empresas y la destrucción de todos ellos para evitar incumplir con el reglamento se convierte en un problema para muchas empresas y sus trabajadores.

Un 33% de los trabajadores españoles no destruye de forma completa esta documentación sino que lo hace de forma parcial, algo que vulnera la protección y la custodia de información que tiene carácter confidencial.

Los hábitos de la destrucción del papel con destructora en los centros de trabajo españoles no está demasiado extendido. El informe concluye que el 47% de los trabajadores que tiene destructora de papel en su puesto de trabajo o no la usa o la usa en ocasiones muy puntuales.

Además, el 19% del personal de oficina carece de destructoras de papel en su puesto de trabajo lo que hace imposible el cumplimiento efectivo del RGPD cuando se trata de información en papel.

Un dato significativo que indica la vulneración de la nueva normativa es que aún hoy el 30% de las empresas siguen dejando el papel en contenedores para reciclado cerca de la oficina sin ser completamente destruido.

En el hogar, los datos cambian

Sin embargo, el comportamiento que tenemos en el hogar en relación a la destrucción de información confidencial es distinto.

Según indica Fellowes, España está por encima de la media europea en la adquisición y uso de destructoras en casa, especialmente las de encimera y de pequeñas dimensiones. Un 35% de españoles tiene este tipo de destructoras en nuestro país frente al 24% de media en la UE.

El 50% de los españoles se gasta menos de 60 euros en la compra de una destructora, y un 30% se ha gastado más de 100 euros. En esto último somos más generosos que la media europea ya que apenas un 17% se gastaría esa cantidad.

Entre una y tres veces por semana utilizan la destructora en casa, y el 60% pasa entre uno y cinco minutos destruyendo documentación. Un tercio vacía una vez a la semana el depósito en la papelera.

El motivo de ser más celosos a la hora de destruir documentación en la oficina o despacho del hogar es porque el desembolso es particular, lo compran para utilizarlo, y porque no tienen que desplazarse fuera de su escritorio para hacerlo.

Fuente: observatoriorh.com

Publicat a General, Gestión Documental

BANCO SANTANDER, PRIMERA ENTIDAD FINANCIERA ESPAÑOLA CON CERTIFICADO ‘RESIDUO CERO’ DE AENOR

Banco Santander se ha convertido en la primera entidad financiera en España en obtener el certificado ‘Residuo Cero’ que concede AENOR.

‘Residuo Cero’ reconoce que los residuos generados en la Ciudad Financiera, sede corporativa del Santander, se reintroducen en la cadena de valor garantizando al menos que el 90% de los mismos se valorizan. Un proceso cuyo centro neurálgico se sitúa en un punto limpio de más de 1.000 metros cuadrados, dotado con equipos innovadores para la separación, compactado o prensado de 30 tipos de residuos.

Esto no significa que en sus instalaciones se dejen de generar residuos pero sí que la entidad se compromete a establecer planes y programas para su reducción paulatina. Desde el mes de enero de 2019, se han gestionado más de 1,8 millones de kilos de residuo.

Para Belén Sánchez Miguel, directora del Área de Servicios Generales y Seguros Propios de Banco Santander, “este es el resultado del gran trabajo del equipo de Gestión de Residuos durante los últimos años al que se ha sumado el compromiso y la implicación de todos los empleados. Estamos muy orgullosos de la contribución social y medioambiental que supone”.

José Magro, gerente de Sostenibilidad y RSC de AENOR apuntó que “este certificado está en línea con las directrices de economía circular y ayuda al cumplimiento de los desarrollos normativos que se van a publicar en breve, asegurando que las organizaciones minimizan y valorizan las distintas fracciones de residuos que generan de forma continuada. Esto es, que sus destinos son la reutilización, el reciclado o la valorización energética con recuperación de energía y no el depósito en vertedero. Además, puede mejorar sus costes en las gestión de los residuos”.  Adicionalmente, Magro enfatizó que a través de esta certificación AENOR contribuye a transformar la sociedad creando confianza entre organizaciones y personas.

Todas las medidas adoptadas suponen un importante ahorro energético y una reducción de gases de efecto invernadero, gracias al esfuerzo realizado por los equipos responsables en la Ciudad Financiera, la implantación de un nuevo modelo de gestión, de equipos, de formación de personal, de información y concienciación de los más de 4.500 ‘habitantes’ de la Ciudad y de control y seguimiento de los resultados.

A partir de aquí, Banco Santander seguirá trabajando para fortalecer el sistema de gestión certificado por AENOR y la integración del certificado ‘Residuo Cero’ en la operativa diaria de la Ciudad Financiera con el objetivo de incrementar la solidez del sistema de gestión implantado, disminuir la generación de residuos, los envases en un 12% en el año 2021 y el impulso de medidas como la eliminación de los manteles de papel en los distintos comedores de la Ciudad, el uso de servilletas de papel reciclado, de vasos biodegradables o la implantación de vendings sostenibles en los edificios.

Fuente: residuosprofesional.com

Publicat a General, Gestión Documental

La cueva del tesoro: así se custodia el oro de España

El Banco de España custodia en una cámara a 35 metros de profundidad parte de los 23.000 lingotes de las reservas nacionales de oro. Nadie en sus 83 años ha intentado asaltar el ‘búnker’, cuya antesala se inundaría ante cualquier amenaza

Im-po-si-ble. Por tres veces esas cuatro sílabas retumban al otro lado del teléfono. ¿Hacer una visita? Imposible. ¿Tirar unas fotos? Imposible. ¿Entrevistar a algún responsable? Imposible. El interlocutor percibe que el periodista está a punto de arrojar la toalla y colgar, y se disculpa en tono amable por tantos imposibles. «Todo es por seguridad, pero es que además con lo de ‘La casa de papel’ esto es un bombardeo de llamadas». ¿La casa de papel? Pues sí. En la tercera temporada de la exitosa serie de Netflix, el profesor y su banda asaltan la cámara acorazada del Banco de España donde se guardan las reservas de oro del país. De ahí el súbito interés por conocer este inexpugnable búnker (posiblemente no haya un lugar tan impenetrable en España), donde nuestro banco central almacena miles de lingotes del preciado metal. A la natural curiosidad que ha suscitado la ficción se suma que el oro es noticia por la compra masiva en la que se han embarcado varios países (China y Rusia, entre otros) como valor refugio ante la inestabilidad económica que se avecina. Por algo dicen que el oro es el activo más seguro y rentable, y el preferido por muchas grandes fortunas para invertir su dinero cuando otean tiempos convulsos. Y la amenaza de recesión ha disparado su precio. Una onza troy (31,1 gramos) se cambiaba ayer a 1.374 euros (44.210 euros el kilo), el 30% más que el precio de venta hace un año. Con el valor del oro ‘in crescendo’ cabe preguntarse si los lingotes públicos duermen a buen recaudo en esa bóveda blindada bajo la diosa Cibeles o si, por el contrario, ofrecen la vulnerabilidad que refleja la serie de las máscaras de Dalí. Lo cierto es que, en sus 83 años de historia, nadie ha saqueado la cámara del oro del Banco de España, un fortín sepultado a 35 metros bajo tierra (el equivalente a siete plantas) cuyo acceso es una infranqueable sucesión de puertas acorazadas, cámaras de seguridad, sensores, espejos… y hasta una trampa de agua, aunque no exactamente igual que la que aparece en ‘La casa de papel’. Nunca jamás nadie ha entrado allí sin autorización. Y los pocos que han pisado el críptico enclave parecen haber sellado un pacto de sangre para no decir ni media palabra.

Pero vayamos por partes. O mejor dicho, vayamos a por los lingotes de oro puro de 24 kilates que se almacenan allí abajo, que, por cierto, no son todos los que conforman las reservas. El Banco de España posee a fecha de hoy 9,1 millones de onzas troy (la unidad que mide el peso y el valor de los metales preciosos), que equivalen a 283 toneladas distribuidas en unos 22.600 lingotes, valorados en casi 12.600 millones de euros (algo más de 550.000 euros cada uno). Solo una parte de esa cantidad (el Banco de España no precisa el dato porque «no es público», ¡otro imposible más!) se custodia en la cámara de su sede central de la calle Alcalá, uno de los edificios más representativos de Madrid con ese reloj casi tan icónico como el de la Puerta del Sol. El resto de los activos se encuentran depositados en el extranjero, en Basilea (en el Banco Internacional de Pagos), en Londres y al abrigo de la reserva federal del mítico fortín militar de Fort Knox, en Kentucky, el mayor almacén de oro del mundo. España, por cierto, no custodia en su territorio lingotes de otros países.

A tenor de las fuentes consultadas, el tesoro del Banco de España no deslumbra tanto por el brillo del metal (no tan refulgente como cabría esperar) sino por la perfecta alineación de los miles de lingotes (se ha publicado que en torno a unos cinco mil, pero no es una cifra oficial) de oro puro y con forma de trapecio apilados de cinco en cinco en unas estanterías diseñadas por el mismísimo Eiffel.

Cada lingote de oro puro pesa 12,5 kilos y su valor ronda los 550.000 euros

Cada lingote pesa doce kilos y medio y, como aseveran los expertos, «son imposibles de levantar del suelo con una sola mano, salvo que estén colocados de forma invertida». Lo cuenta una persona que ha sostenido uno de estos bloques macizos en las palmas de sus manos y que esboza una pequeña sonrisa cuando se le recuerda una escena de ‘La casa de papel’ en la que una atracadora (‘Nairobi’, papel interpretado por Alba Flores) sujeta dos lingotes con los dedos y se los lleva a las orejas como si fueran pendientes. «No hay forma de alzar casi trece kilos de oro con dos dedos», apunta nuestro informador, que añade un detalle curioso y revelador del lastre de los lingotes: los operarios que cada cierto tiempo los manejan para quitar el polvo o recolocarlos en los estantes lo hacen protegidos por un calzado especial, unas botas recubiertas de metal para amortiguar el impacto en el hipotético caso de que uno de esos lingotes se les escurra de las manos y les golpee el pie.

El oro

283.000 kilos
A ese volumen ascienden las reservas de oro del Banco de España, cuyo valor se aproxima a los 12.590 millones de euros. Sólo una pequeña parte de los lingotes se encuentra en la cámara del edificio madrileño.
18
Es el porcentaje de las reservas del Banco de España que está en lingotes de oro. El resto, hasta 67.600 millones, está en divisas, derechos especiales del FMI, etc. El banco nunca ha revelado cuántos kilos de oro almacena en los sótanos de su sede central de la calle Alcalá, junto a la Cibeles.
Una cámara de ficción
La cámara del oro ha sido reproducida con más o menos acierto en la tercera temporada de ‘La casa de papel’. En la ficción, la cámara se inunda e incluso los atracadores bucean en ella. Si bien lo realmente inundable es el foso que antecede a la misma. La sede del banco tampoco es la real en la serie. Los productores eligieron el conocido complejo de Nuevos Ministerios, en el Paseo de la Castellana.

La historia de esta especie de templo acorazado que custodia el oro español está vinculada a las obras de ampliación del Banco de España llevadas a cabo entre 1929 y 1936, y que dirigió el arquitecto navarro José Yarnoz Larrosa. Concretamente en la bóveda subterránea trabajaron 260 obreros en tres turnos durante dos años y medio. El coste aproximado fue de nueve millones y medio de pesetas. La inauguración tuvo lugar poco antes del inicio de la Guerra Civil. De su excepcional blindaje, a base de hormigón armado y cemento fundido, da buena cuenta el hecho de que durante la contienda sirvió como refugio contra los bombardeos a las familias que entonces habitaban el edificio del banco.

Dos arroyos subterráneos

La cámara se encuentra a 35 metros de profundidad y su superficie es de 2.500 metros cuadrados, que con el ancho de los muros que separan las salas se quedan en unos 1.500 metros. Su diseño está inspirado en la de la Caja Postal de Viena, construida en 1912 por Otto Wagner, considerado el gran arquitecto de la capital austriaca.

Dado que se abrieron de par en par las entrañas del Banco de España para construir en sus cimientos, las obras requirieron minuciosos estudios geológicos. De hecho, el edificio está erigido sobre el curso natural de dos arroyos, por lo que fue necesario entubar y desviar las aguas presentes en el subsuelo, a 25 metros de profundidad, y que presionan las paredes de la cámara. El caudal corresponde a los arroyos subterráneos de ‘Las Pascualas’ (que discurre casi a nivel de superficie del Paseo de la Castellana) y de ‘Oropesa’, que es el mismo que nutre a la fuente de La Cibeles.

Ese aporte de agua alimenta un aljibe que ha dado muchísimo juego para cebar las leyendas urbanas sobre la seguridad del banco y hábilmente explotadas en la serie de Netflix. Y es que por aquellas insondables cavernas de acero y tecnología existe un mecanismo de emergencia que permitiría inundar el foso de acceso a la cámara (no la propia cámara, como sucede en la ficción) liberando el agua guardada en el depósito para tal fin. En sus 83 años de existencia, este sistema jamás ha sido activado. Pero la imagen en una pantalla de miles de lingotes de oro hundidos en el agua era demasiado potente como para no recrearse en ella. «Es algo que sólo podría ocurrir en la ficción. Los lingotes nunca se mojarán», sostienen las fuentes consultadas.

En todo caso antes de llegar a ese foso hay que salvar una colosal puerta acorazada, que desanimaría al propio Albert Spaggiari. Fabricada en Pensilvania por la empresa Cofres York, pesa 16 toneladas y media. Por si fuera poco hay otras dos puertas más de 14 y 9 toneladas respectivamente. Todas son de acero pero no inoxidable, por lo que se mima su mantenimiento de manera que siempre permanecen cubiertas de una fina capa de vaselina para evitar que se oxiden y garantizar así el perfecto encaje de los puntos de anclaje.

La mayor de las puertas, la única con forma circular, sólo se abre con dos claves y dos llaves que guardan el cajero del banco y el interventor. Tras ella hay un ascensor que desciende a 35 metros de profundidad. Una vez abajo, hay que cruzar un pequeño puente retráctil que atraviesa el famoso foso ‘inundable’ y da acceso a la cámara del oro, donde también se guarda otra joya: la colección numismática del banco, cerca de medio millón de monedas, entre ellas dos estáteros de oro de Alejandro Magno y su padre, con 2.300 años de antigüedad, así como un maravedí de oro de Fernando II de León y Galicia (siglo XII) y doblones, también de oro, de las Casas de Austria y de Borbón.

Al margen de las puertas, hay rejas de seguridad, un extenso despliegue de sensores y demás medios tecnológicos. Y otra curiosidad, el pasillo de acceso a la cámara dispone de un sistema de espejos que delataría a los intrusos. Quizás por eso, cualquier atisbo de asaltar el oro nacional quedaría reducido al sueño dorado de un espejismo.

Fuente: laverdad.es

Publicat a General, Gestión Documental

Pergaminos carbonizados por el Vesubio podrían volver a leerse

El Monte Vesubio entró en erupción en el año 79, dejando calcinadas las ciudades de Pompeya y Herculano y destrucción de uno de los bienes más preciados para los romanos: su biblioteca de pergaminos. Estos frágiles documentos han logrado conservarse durante años, pero la pérdida de flexibilidad impide que puedan abrirse.

Un grupo de científicos estadounidenses, liderado por el profesor Brent Seales, director de informática de la Universidad de Kentucky, ha iniciado una investigación para poder descifrar las escrituras gracias a una nueva técnica a base de rayos X de alta energía e inteligencia artificial. Los dos pergaminos seleccionados para el estudio pertenecen al Institut de France en París y forman parte de una colección de 1.800 documentos descubiertos en 1752 durante las excavaciones de Herculano.

La técnica de rayos X ya fue utilizada por Seales y su equipo para interpretar un pergamino hebreo de 1.700 años perteneciente al arca sagrada de una sinagoga en En-Gedi, Israel, desvelando un texto del libro bíblico del Levítico. Sin embargo, la tinta de dicho escrito estaba compuesta por una base de metal, mientras que la de los pergaminos de Herculano está basada en carbono, un material mucho más difícil de detectar. Este inconveniente fue detectado en las instalaciones de Diamond Light Source en Oxfordshire, donde se examinaron dichos escritos mediante el sincrotrón británico, un acelerador de partículas en el que los rayos viajan alrededor de un circuito cerrado para producir una luz más brillante que el Sol.

Como solución, el grupo de expertos ha creado un nuevo método basado en rayos X de alta energía junto a un tipo de inteligencia artificial conocida como aprendizaje automático. Se espera que la densidad del papel con caracteres escritos sea diferente a la de las zonas en blanco. Al escanear los fragmentos donde los caracteres son visibles, un algoritmo descifrará lo que está escrito en los rollos. La finalidad es que el sistema recoja las diferencias entre las áreas dibujadas y las vacías en los escaneos, generando datos que serán descifrados mediante técnicas informáticas avanzadas.

Seales ha desvelado para The Guardian que están terminando de recopilar los datos de los rayos X y entrenando sus algoritmos para aplicar el nuevo sistema en los próximos meses. “Lo primero que esperamos hacer es perfeccionar la tecnología para que podamos repetirla en los 900 pergaminos que quedan”, informa Seales. En cuanto al contenido de los rollos, el profesor adelanta que la mayoría de los escritos abiertos son filosofía griega en torno al epicureísmo, que era una filosofía predominante de la época, pero que existe la posibilidad de que también contengan textos latinos.

Fuente: lavanguardia.com

 

Publicat a General, Gestión Documental

Susana Díaz nombró director de Política de Empleo al exalcalde que «compraba» votos para el PSOE

La expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz nombró a mitad del mandato al hasta entonces alcalde de Huévar del Aljarafe, Rafael Morenodirector general de Políticas de Empleo de la Junta de Andalucía. Moreno fue el alcalde que gestionó al menos 2011 el sistema de «compra» de votos en la localidad mediante el uso de dinero público, desvelado hoy por ABC de Sevilla.

Rafael Moreno abandonó el Ayuntamiento para gestionar la política de Empleo de la Junta y fue sustituido por Aúrea María Borrego, que fue la candidata que perdió las elecciones ante el PP pese al dispositivo organizado para ganar en las urnas mediante la concesión de contratos y ayudas de diverso tipo.

Los papeles se han descubierto en el municipio sevillano de Huévar del Aljarafe e ilustran con descarnada nitidez el «modus operandi» del partido para conservar el poder en el Ayuntamiento. Se trata de decenas de manuscritos atribuidos al que fuera primer teniente de alcalde socialista hasta las pasadas elecciones, Francisco Martín González Bejarano.

El resultado de los comicios del pasado mes de mayo acabó con una hegemonía del PSOE que había durado 36 años de mayorías absolutas en esta localidad y permitía al PP gobernar allí por primera vez en la historia, ya que fue el partido más votado y empató a concejales con los socialistas. Durante las semanas que duró el traspaso de poderes, la todavía alcaldesa en funciones, Áurea María Borrego Moreno, puso en su despacho una máquina trituradora para destruir miles de documentos, pero se encontró con un contratiempo inesperado. La máquina se acabó quemando. Y quedaron varias cajas por triturar. El PP impidió su destrucción gracias a una medida de la nueva alcaldesa que nadie esperaba: la secretaria municipal le entregó las llaves la tarde antes del comienzo de su actividad y ella ordenó cambiar urgentemente todas las cerraduras antes de que los concejales socialistas, ya en la oposición, llegaran por la mañana.

De esta manera logró «salvar» los documentos, supuestamente preparados para salir del despacho del ex primer teniente de alcalde, que demuestran cómo los socialistas compraban los votos a través de un sistema clientelar que controlaba a cada vecino calle a calle, puerta a puerta, con indicaciones de su ideología y sus necesidades laborales, ya que la voluntad de los censados se manejaba con contratos municipales repartidos por domicilios en los que viven familias de más de cuatro personas. ABC ha tenido acceso a esos papeles, que son la piedra roseta del socialismo andaluz, donde el partido ha conservado el poder durante más años en toda España.

Hace unos días, la nueva alcaldesa de Huévar, la popular María Eugenia Moreno, y la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, denunciaron públicamente que «nos hemos encontrado una deuda de 30 millones de euros» en las arcas municipales y anunciaron que llevarían el caso a la Fiscalía por «el posible desfalco de dinero público tras haber encontrado facturas pagadas por el Ayuntamiento para la organización de un mitin del PSOE».

La alcaldesa explicó que «cuando llegamos el 15 de junio al Consistorio, lo primero que nos encontramos fueron decenas de cajas con documentación municipal preparadas para ser sacadas de los despachos, así como algunas cajas con obsequios para militantes del PSOE». Según Moreno, «entre la documentación hallada en esas cajas hemos encontrado un listado de facturas y entre ellas destaca una serie de gastos para un mitin del PSOE o diferentes listados con el título de relación de personal Casos B». Concretamente, este documento, fechado en 2011, se titulaba «Listado 07 relación personal casos B Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe».

Pero esto es solo el principio. En las cajas que no pudieron ser trituradas, y que estaban en el despacho del primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, han aparecido pruebas claras del operativo de control de voluntades que tenía montado el PSOE. Todos los papeles manuscritos y las pruebas caligráficas encargadas por la nueva alcaldesa indican, según ha reconocido María Eugenia Moreno a este periódico, que el autor sería el citado González Bejarano, mano derecha de la exalcaldesa socialista. «Los papeles estaban en su despacho y la letra se parece muchísimo a la suya. Yo no puedo asegurar nada, eso tendrá que hacerlo la Justicia, pero sí digo que uno más uno suele dar dos», sostiene Moreno.

Entre los folios hallados, el más esclarecedor es el que da nombre a todo el proceso maquinado para las últimas elecciones municipales, las del 26 de mayo de 2019. Se titula «Plan 1.000». Pero no se trata de ninguna iniciativa de desarrollo local para mejorar la economía, ni tampoco de un proyecto para impulsar las infraestructuras del pueblo con nuevas inversiones. El «Plan 1.000» se refiere a la forma en la que el PSOE conseguiría mil votos, que son los que se necesitan en ese pueblo para lograr la mayoría absoluta, en aquellos momentos en tenguerengue por el contexto de crecimiento de los demás partidos, utilizando recursos públicos.

Uno de los folios en los que se comprueba como funcionaba el «Plan 1.000»

Concretamente, contratos temporales en el Ayuntamiento. Según la actual alcaldesa, González Bejarano tomaba notas durante las reuniones que mantenía el equipo de gobierno sobre lo que allí se decidía y las guardaba en su despacho. Hay una fechada el lunes 26 de octubre que es muy reveladora. Para entonces, el PSOE ya tenía claro que podía perder las elecciones, por lo que convocó a su gente para decidir un paquete de medidas. El concejal escribió lo siguiente: «Planteamiento trabajadores: vamos a ir de verdad a apoyar a los nuestros, no pueden haber varios miembros de una familia que no nos vota y ninguno de otras que en teoría sí nos vota».

Notas que revelan la forma de actuar del partido socialista

El siguiente comentario es aún más claro: «Apoyar con contratos (aun de ½ privada) a chavales que nos puedan apoyar» (sic). El documento continúa con algunas aclaraciones sobre el sistema que hay que articular para evitar la caída: «No nos vamos a significar algunos para que todo siga igual, aquí hay gente que nos está puteando día sí y día también y los seguimos teniendo dentro». Es decir, lo primero que había que hacer era una lista negra de trabajadores municipales afines a otros partidos para ponerlos en

la calle. En el papel se señalan algunos nombres: «Soraya, Elizabeth, Bejarano, etc., nos están machacando con la carita de buenos». Soraya, por poner un ejemplo, es una funcionaria que actualmente es secretaria de la alcaldesa del PP.

Pero el siguiente paso en la estrategia es aún más aclaratorio. Se trata del mencionado «Plan 1.000», escrito con la misma caligrafía. Estos papeles, que son muy extensos, enumeran a los miembros de cada familia calle a calle con nombres y apellidos y hacen una estimación de cuántos votos se podrían conseguir en ese domicilio especificando la situación laboral en la que se encuentran sus componentes. En algunos casos se indican incluso los apodos —el «Calambre», «Manolito Trenes»…—, en otros se detalla el parentesco —«este es el yerno, esta es la hija»— y en otros casos se señala su afinidad política: «Votante derecha». Ahí no se puede pescar. El control de los vecinos era milimétrico.

Fuente: sevilla.abc.es

Publicat a General, Gestión Documental

Calendario

febrero 2020
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829